La maquinaria estatal del PCCh

En julio de 1999, Jiang Zemin, entonces líder del partido comunista chino, lanzó su campaña de persecución contra Falun Gong. Celoso de la creciente popularidad de Falun Gong en la sociedad china, Jiang dijo en un discurso ante el Comité Central del partido: "No creo que el PCCh no pueda vencer a Falun Gong". Luego dio la triple orden: "Arruinar su reputación, llevarlos a la bancarrota financiera y destruirlos físicamente", y posteriormente poner en marcha toda la maquinaria del estado chino para ejecutar la erradicación de Falun Gong.

Este aparato estatal controlado por el PCCh incluye el ejército, los medios de comunicación, el personal de seguridad pública, la policía, la policía paramilitar, las fuerzas de seguridad del Estado, el sistema judicial, el Congreso Nacional Popular y el personal diplomático. En junio de 1999, Jiang Zemin estableció la Oficina 6-10, un órgano similar a la Gestapo que actúa por encima de la ley, para dirigir la persecución.

En cumplimiento de la orden de "arruinar su reputación", la información sobre Falun Gong fue destruida a gran escala, incluyendo la quema de libros ten todo el país. Se establecio un bloqueo de internet que hizo inaccesible la información sobre Falun Gong desde fuera de China. Los medios de comunicación controlados por el PCCh lanzaron un ataque propagandístico contra Falun Gong. Durante más de siete horas al día, la CCTV (televisión estatal china) emitió imágenes preprogramadas para difundir mentiras sobre Falun Gong, incluyendo la asi llamada auto-inmolación. Más de 2.000 periódicos y más de 1.000 revistas bajo el control absoluto del PCCh se sobrecargaron con propaganda contra Falun Gong. En sólo seis meses, se publicaron o emitieron más de 300.000 artículos de noticias y programas elaborados "ad hoc" para atacar y difamar a Falun Gong.

Meses después de que comenzara la persecución, la Asamblea Popular Nacional y el sistema judicial implementaron "leyes" con carácter retroactivo para justificar todos los delitos cometidos por Jiang Zemin. Los abogados que defendieron a los practicantes de Falun Gong y señalaron la ilegalidad de la persecución, han perdido su licencia para ejercer o ellos mismos han sido perseguidos.

Según el principio de organización del PCCh , odos los miembros del Partido están subordinados al Comité Central. Jiang Zemin explotó este principio al perseguir a Falun Gong. El ejército, la policía y la policía militar son directamente responsables de los secuestros, arrestos y torturas de los practicantes de Falun Gong en toda China. La nube negra de opresión que ahoga al país, recuerda a la tragedia de la Revolución Cultural de los años 60 y 70.

 

"Lo único necesario para el triunfo del mal es que los hombres buenos no hagan nada."

Edmund Burke

ACTÚE AHORA

NOTICIAS

ACTÚE AHORA

En Foco

Para más información, por favor contacte con el centro de información de Falun Dafa usando nuestro formulario de contacto