Víctimas de la persecución

En la China actual, cualquier practicante de Falun Gong puede ser detenido en la calle, por ejemplo, camino del supermercado, y ser encarcelado durante años sin un procedimiento legal. Esto le ha sucedido a cientos de miles de personas que practican Falun Gong. En julio de 1999, Jiang Zemin, entonces líder del partido comunista chino, lanzó su campaña de persecución contra Falun Gong. Dio la triple orden: "destruir su reputación, arruinarlos financieramente y exterminarlos físicamente" y puso en marcha toda la maquinaria del Estado chino para ejecutar la persecución de Falun Gong.

Destrucción de la reputación

El primer paso en la persecución fue una campaña masiva de propaganda anti Falun Gong en los medios de comunicación chinos, 24 horas al día, 7 días a la semana. Además, se creo la Oficna 6-10  para llevar a cabo la persecución en todas las capas de la sociedad. Con la destrucción de la reputación de Falun Gong y con las Oficinas 6-10 presentes en todas partes, desde las escuelas hasta los lugares de trabajo, los practicantes de Falun Gong eran despedidos uno tras otro y los estudiantes eran expulsados de las escuelas y universidades si practicaban Falun Gong.

Persecucion financiera

Los familiares de los practicantes de Falun Gong también han sido intimidados, despedidos o expulsados de la escuela si alguien de la familia practica Falun Gong. Para salvar a la familia de la persecución y para aliviar el estrés mental causado por la policía, los practicantes de Falun Gong a menudo se ven obligados a abandonar sus hogares. Incontables practicantes de Falun Gong están aislados de su familia o amigos y viven en una gran pobreza o se han quedado sin hogar.

Exterminación física

El agotamiento físico y la eliminación de los practicantes de Falun Gong a gran escala, se está produciendo  mediante el trabajo forzoso y la tortura. Entre 200.000 y 2 millones de practicantes de Falun Gong han sido arrestados ilegalmente y están detenidos en el gigantesco sistema de prisiones y campos de trabajo chinos. Bajo condiciones severas son forzados a trabajar hasta 20 horas por día. Los que se niegan son golpeados, torturados o sometidos a la inanición. Se aplican diferentes formas de tortura, incluyendo la tortura física, el lavado de cerebro, la tortura psiquiátrica en la que se inyectan drogas peligrosas a los practicantes, y la agresión sexual y la violación, que en particular, ocurre con frecuencia en los campos de trabajo de mujeres.

Desde el comienzo de la persecución en julio de 1999 hasta el presente, se han documentado 4,574 casos de practicantes de Falun Gong asesinados y 87.000 casos de tortura. Decenas de miles de muertes siguen sin ser reconocidas. Un informe independiente de David Kilgour (ex Secretario de Estado de Canada) y David Matas (abogado de derechos humanos reconocido por su labor relacionada con el Holocausto) determina que se están cosechando órganos de practicantes de Falun Gong a escala masiva. En el informe se llega a la conclusión de que entre 1999 y 2006, se calcula que entre 40.000 y 65.000 practicantes de Falun Gong han sido asesinados por sus órganos. Los análisis recientes muestran que esta sustraccion forzada de órganos sigue teniendo lugar y que posiblemente se han matado a millones de practicantes.

"Lo único necesario para el triunfo del mal es que los hombres buenos no hagan nada."

Edmund Burke

ACTÚE AHORA

NOTICIAS

Alimentación Forzada

La alimentación forzada NO es un intento de nutrir o alimentar; de hecho es un método de tortura, es un procedimiento brutal que ha resultado en muchas muertes de practicantes de Falun Gong en los campos de trabajo de China.

La alimentación forzada es llevada a cabo funddamentalmente por personal de los campos de trabajo sin formación médica, o por criminales cumpliendo condena a los uqe se les exige ayudar.

Se introducen a la fuerza por la nariz tubos de plastico duro y sin esterilizar hasta alcanzar el estómago del practicante, un procedimiento en el que a menudo rompen o dañan los tejidos de los practicantes; hay incluso ocasiones en el que por la violencia del momento, el tubo entra en cambio en los pulmones.

A veces los tubos se dejan en el estómago del practicante durante días o semanas, causando infecciones graves, o se sacan y se vuelven a insertar repetidamente.

Los practicantes suelen ser "alimentados" con irritantes como agua salada altamente concentrada, aceite de pimienta picante, agua hirviendo o detergente. MÁS INFORMACIÓN

ACTÚE AHORA

En Foco

Para más información, por favor contacte con el centro de información de Falun Dafa usando nuestro formulario de contacto