Resumen del artículo

2021

Una mujer de Qiqihar, practicante de Falun Dafa, se mantiene firme tras soportar torturas salvajes por su fe

La Sra. Li Aiying (Li Erying), de la ciudad de Qiqihar, provincia de Heilongjiang, sigue siendo acosada por las autoridades tras cumplir en 2019 una condena ilegal de cuatro años. Li fue detenida el 4 de noviembre de 2015 y condenada a cuatro años por su fe en Falun Gong. En junio de 2016, fue trasladada a la prisión de mujeres de Heilongjiang, donde sufrió torturas inimaginables y fue perseguida casi hasta la muerte. A continuación, un relato personal de la persecución que sufrió. MÁS INFORMACIÓN

06-03-2021 Torturas Físicas
2020
2020
2019
2019
2019
2019

Agresión sexual a practicantes de Falun Gong en prisiones y campos de trabajo

La naturaleza inhumana y sádica de la persecución se ejemplifica en el abuso sexual sufrido por los practicantes de Falun Gong a manos de las autoridades chinas. Las formas de tortura sexual incluyen la violación, el abuso sexual, la descarga eléctricas en los genitales, la violación de practicantes de Falun Gong con objetos extraños (incluyendo cepillos de baño y porras), introducir pimienta picante en las vaginas, pellizcar los genitales o los pezones hasta el punto de arrancarlos, patear los genitales, perforar los pezones con hierros calientes, desnudar a los practicantes y golpearlos, administrar por la fuerza drogas que causan el cese de la menstruación, y más. Entre las víctimas de este tipo de abuso sexual se encuentran mujeres jóvenes, solteras y ancianas. MÁS INFORMACIÓN

08-02-2019 Violencia Sexual
2016
2016
2016